12.7.06

Superman nº 2: ¡Pues no está tan mal, leches!

Leído el 2º número de la serie regular de Superman de Planeta (por cierto, parece que ya ha salido el tercero; esta gente de Planeta me tiene que explicar que distribución hace, por que no lo entiendo), tenemos ya iniciadas todas las series: la de Austen, la de Rucka y la de Azzarello (o de Lee, como guste), y podemos dar ya una opinión un poco más aparente.

Lo primero que he de decir es que la edición ha mejorado: antes era pésima, y ahora, al menos, cumple un mínimo de calidad. Vienen las portadas originales, y viene un artículo de presentación, que tendría que haber estado en el primer número, pero que, a cambio, es bastante explicativo de lo que nos vamos a encontrar (aunque no vendría mal un repaso a lo ocurrido antes, pero bueno). Eso sí, el papel sigue siendo tan malo como antes. Y no porque sea tan malo de por si, sino porque no pega para nada con el dibujo y el coloreado moderno. Pero me temo que esto es una batalla perdida en esta colección, así que dejemoslo estar.

Centrándonos ya en el contenido, que al fin y al cabo es lo que importa, tenemos en este tomo las 3 series regulares de Superman, con el inicio de las etapas de los anteriormente citados guionistas, en lo que supuso el supermegarelanzamiento de Superman de hace unos años, y que al final se quedó en nada. Buscando y leyendo por la red me he encontrado críticas desde la mala a la pésima sobre este relanzamiento, especialmente para la serie de Azzarello y Lee. Opiniones que, después de leer el inicio de las series, no puedo compartir. Al menos no con la virulencia con que las he visto. Mirando cada una por separado:

- El Superman de Austen y Ivan Reis. Mantengo mi opinión del primer tomo: viendo las pasiones que había despertado la etapa de este autor en los mutantes, me esperaba un auténtico engendro. Y no, me he encontrado una serie de acción muy entretenida, que se lee rápidamente y con mucha facilidad, y con un dibujo magnífico. ¿Guión?¿Quién necesita guión cuando tiene a Superman repartiendo jostias? Eso es lo que es esta serie: un Superman más chulo que un ocho (parece Spiderman con sobredosis de esteroides) repartiendo toñas a todo lo que se menea. Impagable la aparición de 3 miembros de los Jóvenes Titanes: salen en 4 páginas sólo para que uno de ellos diga "Jo, como mola Superman". Seguro que en unos pocos números si la cosa sigue así (y yo me apuesto a que sí) acabará cansando y siendo monotona y repetitiva. Pero por ahora, Kid Flash tiene razón: Mola.

- El Superman de Rucka. De las 3 seguramente la que menos me ha gustado, probablemente por esa costumbre Ruckiana (¿esto está bien dicho?) de ir lento, lento, lento. De todas formas, más o menos se intuye una historia menos superheroica que las otras, más centrada en los personajes secundarios y en sus relaciones. O sea, lo que hace Rucka en todas sus series. Mejor le damos un poco más de tiempo a ver donde va a parar.

- El Superman de Azzarello y Lee. De las 3 la que más expectativas había levantado, y la que más palos se ha llevado. Básicamente aquí lo que tenemos es lo contrario de Austen: una serie sin ni pizca de acción y con un Superman meláncolico, triste, gris, agobiado por la responsabilidad, bajo de autoestima... vamos, todos los adjetivos deprimentes que se os ocurran. Támpoco puedo decir mucho más porque realmente pasa bien poco en un número, pero a mi me ha gustado esa visión de Superman. El dibujo de Lee no es que me entusiasme, demasiadas poses y viñetas gigantes par mi gusto, pero reconozco que la imagen de Superman es majestuosa. Y si no, mirad la portada. Hay muchos que han criticado tanto esta serie como la de Austen diciendo que éste no es el auténtico Superman, que no tiene nada que ver con la historia del personajes, etc, etc. Y yo pienso que a mi eso me importa un pimiento, o 2. Al contrario, que uno de los grandes aciertos del sistema americano de cambiar de autores cada 3 por 2 (probablemente el único acierto de este sistema) es poder diferentes versiones de un mismo personaje, a veces totalmente contrarias entre si. Que uno ve a un Superman triste, otro a uno chulo, otro a un fascista, otro... que se yo, a un payaso inútil... Pues vale, son diferentes visiones, ninguna es la real ni ninguna es la falsa. Cada uno se quedará con la que más le convenza y ya está. Pero yo no le veo ninguna importancia a todo ese rollo de la continuidad.

Beno, resumiendo, tanto la serie de Austen como la de Azzarello, y un poco menos la de Rucka, son legibles. No obras maestras del cómic, ni siquiera obras maestras del cómic de superheroes, pero sí cosas entretenidas para pasar el rato.

1 comentario:

Ternin dijo...

Coincido contigo totalmente. Ya tengo el nº 3 y la cosa sigue más o menos igual, a excepción de que el número de Reis/Austen no sale por ningún lado. Cosas de Planeta.