16.7.06

Relecturas: Empire, de Waid y Kitson

Reordeando un poco las estanterías esta tarde he dado con esta serie que sacó Planeta debe hacer 2 o 3 años. Ya en su día me gustó mucho, así que decidí volvermela a leer, y el tiempo no ha hecho si no mejorarla.

Aquí lo que tenemos es una especie de What If: "¿Y si los supervillanos conquistaran el mundo?" Un supervillano, llamado Gólgota, junto con un puñado de allegados y un ejercito australiano armado con supertecnología se abre paso poco a poco por el mundo hasta llegar a conquistarlo totalmente, eliminando por el camino al Superman local, llamado Endymion. La historia empieza cuando todo el mundo está ya bajo el yugo del Imperio, y solo sobreviven pequeños focos de resistencia, y a lo largo de 8 números nos muestra 3 líneas argumentales: la lucha del último foco importante de resistencia, situado en Groenlandia; las investigaciones de una de las ministras sobre una misteriosa droga que Golgota proporciona a sus ministros y que otorga superfuerza además de lealtad absoluta; y el día a día de la hija de Golgota y la relación de ésta con su padre, que acabará siendo el centro de la historia. Pero en realidad, me atrevo a decir que todas estas líneas son anecdóticas. El auténtico objetivo de esta serie es mostrarnos lo que ocurre en un lugar donde los malos de verdad han ganado. Y lo consigue con creces, porque éste es un lugar horrible. Pero horrible de verdad. El grupito en cabezado por Golgota que domina el mundo son las personas más monstruosas e inhumanas que jamás haya visto. Doctor Muerte, Joker, Luthor, Darkseid, Hitler, Stalin,... son hermanitas de la caridad al lado de estos individuos. Personas sin ningún tipo de moral ni ética ni escrúpulos de ninguna clase, sin el más mínimo aprecio por nadie y dispuesto a joderse entre si y a todo el mundo hasta donde haga falta para obtener sus fines. De verdad que por momentos llega a ser incluso demasiado duro de leer. De hecho éste es el único defecto que le veo a esta serie: es demasiado fuerte. Nadie, repito, NADIE puede ser tan y tan malo. Es demasiado exagerado, pero desde luego que logra su objetivo de mostrarnos lo terrible que sería un mundo así. Me recuerda sobre todo al mundo del Gran Hermano de Orwell, sólo que allí la cosa es un poco más disimulada, mientras que aquí es todo mucho más a lo bruto. Pero es una maravilla. Diría que uno de los mejores cómics de superheroes que he leído en mi vida, si no fuera porque yo no lo catalogaría de cómic de superheroes. Ciencia-ficción más bien. A ver si Waid se anima y decide continuarla, porque este mundo puede dar mucho más de sí: hay que saber que ocurre con el secreto que algunos de los ministros han descubierto, y como puede afectar al futuro del Imperio. Y nos falta una visión de como es realmente la vida en este mundo a través de los ojos de la gente normal. Hasta ahora sólo la hemos visto desde lo más profundo de los centros de poder.

2 comentarios:

frikitv dijo...

Vaya.. si me ha picado y todo el gusanillo. Creo que le echare un vistazo la proxima vez que me pase por la tienda... jejej

lord_pengallan dijo...

Coincido mas o menos contigo, nos lo vendieron como que era de supers, pero, excepto el malo, ninguno es un supers. No me parecio tan fuerte y la verdad es que si alguna vez continua, tiene pinta de que ira a mejor porque lo deja muy interesante.